PLAN ESTRATÉGICO NACIONAL CONSTRUYE 2025

CONTEXTO DEL PROYECTO

  • A nivel nacional el sector de la construcción es el sexto en importancia en términos de generación de producto interno bruto, con un 7,8% de aporte al PIB y 8,4% de empleos al 2015.
  • Entre 2003 y 2010, la actividad de la construcción fue responsable del 55% de la inversión total del país.
  • Al año 2012 el tamaño del mercado total de la construcción, incluyendo tanto infraestructura como edificación, fue de aproximadamente US$ 29.900 millones de inversión anual, de los cuales un 35%, equivalente a US$ 10.640 millones, correspondieron a edificación residencial y no residencial.
  • El sector a su vez agrupa a 30 mil empresas relacionadas con el rubro de la construcción Comercial, Pública y Residencial (CPR) en Chile, donde trabajan 700 mil personas. Un 98% son PYMES, las que crean el 81% de los puestos de trabajo en el sector y aportan el 34% de la facturación.

EL DESAFIO PLANTEADO

  • Desarrollar una estrategia que permita, a través de una alianza público privada, el desarrollo del sector construcción a nivel nacional.
  • Aumentar la productividad del sector construcción.
  • Mejorar el desarrollo sustentable de las edificaciones.

SOLUCIONES DESARROLLADAS

  • El proceso de diseño contó con la participación activa de actores claves del mundo público, privado y de la academia. Los actores participaron en la identificación, priorización y consenso de las actividades realizadas y de los resultados obtenidos. El siguiente paso es involucrar a los trabajadores y comunidades.
  • El proceso permitió un diagnóstico consensuado que logró identificar, clasificar, agrupar y priorizar las principales necesidades y brechas del sector construcción en la búsqueda de una visión de una industria productiva y sustentable.
  • El resultado de la Hoja de Ruta de CONSTRUYE 2025 permite definir claramente los grandes ejes estratégicos para orientar las iniciativas para el cierre de brechas diagnosticadas y el desarrollo de un sector de la construcción productivo y sustentable. Es necesario en esta primera etapa considerar una actualización semestral de esta Hoja de Ruta.
  • La Hoja de Ruta se adapta a las particulares del sector construcción chileno, tomando como referencia la experiencia de países más desarrollados en productividad y sustentabilidad. A pesar de que se hicieron procesos en Antofagasta, Concepción y Santiago para realizarla, es necesario en una segunda etapa ampliar su cobertura a otras regiones.
  • La Hoja de Ruta se expresa de forma gráfica y permite claramente visualizar las iniciativas necesarias de ser implementadas en el corto (2016 a 2017), mediano plazo (2018 a 2021) y largo plazo (2022 a 2025). El desarrollo de cada iniciativa requiere la articulación y coordinación de actividades establecidas y el financiamiento de recursos necesarios.
  • El resultado del proceso de construcción de la HR de CONSTRUYE 2025 se traduce en 15 iniciativas prioritarias que actualmente cuentan con diferentes niveles de implementación. Las iniciativas han sido agrupadas en los 4 ejes estratégicos: (1) una industria más productiva; (2) una industria que produce edificaciones sustentables; (3) una industria que potencia la innovación y el uso de nuevas tecnologías; y (4) una industria que desarrolla productos, servicios y talentos exportables.
  • Dentro de las 15 iniciativas, 4 iniciativas son de carácter estructural para el programa, considerando que aportan al cumplimiento de las metas de todos los ejes estratégicos y porque habilitan el desarrollo de otras iniciativas, como son:
    • Implementación de sistemas integrados de obras y proyectos – BIM.
    • Desarrollo de un Centro Tecnológico de I+d+i.
    • Programa de capacitación, certificación y registro de profesionales y trabajadores.
    • Desarrollo de sistemas de prefabricación e industrialización de viviendas.
  • A través de una metodología de planificación estratégica participativa (Hoja de Ruta, metodología IfM de Cambridge), se construyó la estrategia del sector al 2025.

RECOMENDACIONES PARA EL CLIENTE Y RESULTADOS

La implementación de la estrategia permitirá:

  • Aumento de la calidad de vida.
  • Competitividad del sector.
  • Empleos más seguros y productivos.
  • Mayor provisión de servicios públicos con los mismos recursos.
  • Ahorros operacionales en edificación pública.
  • Calidad y eficiencia del stock edificado.
  • Aumento del patrimonio familiar.
  • Mejoramiento de la calidad del aire en nuestro edificios y en nuestras ciudades.

Para la implementación de la estrategia se requiere fortalecer la gobernanza de la estrategia.