6 razones de por qué invertir en comunicación y no hacerlo intuitivamente

6 razones de por qué invertir en comunicación y no hacerlo intuitivamente

Invertir en comunicación es parte del desarrollo de una empresa, es nuestra carta de presentación y refleja lo que hacemos y cómo lo hacemos. Mucho se habla de las ventajas que trae para una empresa establecer una estrategia de comunicación, pero probablemente aún hay quienes dudan al respecto. Si intuye la importancia de trabajar la marca, pero está indeciso frente a la inversión que podría significar, lea este artículo. Se va a convencer y verá que no se necesitan millones.

1.Es rentable: Sabemos que la tradicional relación en que los tangibles representaban el 70% del valor de una empresa y lo intangible significaba el 30% se ha invertido. Hoy el valor corporativo es más bien asociado a atributos como el prestigio, la imagen, la disposición a escuchar al cliente y la calidad de servicio. Todos aspectos gestionables a partir de la comunicación. Fieles ejemplos del valor de los intangibles son las marcas Google y Facebook, valuadas en US $111.498 y US $19.102 millones respectivamente.

2.Crea oportunidades de negocio: Combinada entre los diversos puntos de contacto que la comunicación estratégica ofrece, ésta puede convertirse en una valiosa herramienta para rentabilizar nuestro negocio. Por una parte, la gestión en medios tradicionales pone a nuestro alcance la posibilidad de que “otro” nos valide como líder de opinión. Así también, el buen uso de redes sociales nos permite mostrar proactividad y vanguardia, ganándonos la cercanía y confianza por parte de los grupos objetivos. Finalmente, la organización de acciones “relacionales” propiciará el acercamiento con antiguos, actuales y potenciales clientes, una buena ocasión recuperar su atención y retomar proyectos.

3.Tiene un alto valor estratégico: En muchas empresas la comunicación se practica de modo intuitivo, cuando debe entenderse como un proceso integral y sistémico que, de ser bien gestionado, redundará en nuevos contactos, compromiso y fidelización por parte de los clientes.

4.Ofrece muchos medios de contacto con los grupos objetivos: La comunicación es más que la cantidad de apariciones en prensa o si salió la foto del gerente en la revista. Hoy gran parte de la comunicación se da en medios web, es bidireccional y demanda reacción inmediata: los contactos en nuestras redes sociales esperan feedback en tiempo real.

5.Propicia el intercambio de ideas de sectores multidisciplinarios: Dos cabezas piensan más que una y así sucesivamente. Al momento de planificar estrategias y acciones concretas para potenciar sus comunicaciones, siempre será atractiva la visión de colaboradores que provengan de distintos mundos laborales. Una sesión de brainstorming abrirá mentes y traerá diversas ideas, además de generar vínculos.

6.Impulsa el compromiso e identidad: Nunca debe olvidarse el público interno. Hacerlo parte de la estrategia, escuchar sus opiniones y mantenerlo informado de las acciones comunicacionales generará un sentido de pertenencia que promoverá comentarios positivos, disposición y buena imagen.